Magdalena Aninat, de Ceas

Magdalena Aninat: "¿Para qué usamos Pulso? Lo usamos para todo"

Magdalena Aninat, de Ceas
Magdalena Aninat, de Ceas

La Corporación Educacional del Arzobispado de Santiago (CEAS) reúne a 11 colegios. La dificultad que implica esta gestión llevó a su equipo ejecutivo a buscar en la tecnología un aliado que les permitiera tomar mejores decisiones basadas en datos. En 2019 comenzamos a trabajar con ellos y desde 2020 usan Pulso. A tres años de ese hito, conversamos con Magdalena Aninat, directora ejecutiva, para que nos contara cómo le sacan partido a nuestra plataforma.

“Nosotros hemos hecho casi todas las encuestas: Encuesta de mejora escolar, encuesta a los apoderados, a los profesores, a los estudiantes de entrada y salida. O sea, ¿para qué usamos Pulso? Te diría que para todo”, explica Magdalena en un espacio dentro de sus agitados días del fin de año.

 

¿Cómo en concreto se refleja eso?

En que hacemos seguimiento por estudiante, vemos sus alertas, armamos planes de intervención para los estudiantes, para los cursos, para las asignaturas. Tenemos un sistema donde hacemos visitas a colegios tres veces al año, a principios de año para sentar las bases de lo que vamos a hacer; a mitad de año para ver cómo vamos y al final, un poco antes del último trimestre para ver qué ajustes hacer y así cerrar bien el año. Los datos que miramos, aparte de notas y asistencia que son nuestros datos, son los que nos entrega Pulso. Vemos lo que pasa con los niños. En la última reunión mirábamos los indicadores más globales, luego íbamos al curso, luego entrábamos a las asignaturas y al entrar a las asignaturas críticas necesariamente hablábamos de los profes y luego de los alumnos. O sea, damos un gran uso a la plataforma.

 

Cuando dices que armas planes de intervención para los estudiantes ¿Me podrías contar un poco más en específico cómo lo hacen?

Primero se da la coincidencia que el estudiante que tiene problemas de asistencia, problemas de notas, normalmente también ha dado alertas en Pulso. Entonces lo primero que hacemos es cruzar los datos, es decir vemos quienes tienen problemas de asistencia y rendimiento y luego ver qué nos dice Pulso de esos alumnos. Vemos qué tipo de alerta tiene cada niño, si son socioemocionales, si tiene que ver con el aprendizaje de la asignatura, etc. Eso nos permite ir tomando planes de acción muy específicos para cada estudiante.

 

¿Y en relación a los cursos?

También nos fijamos qué cursos tienen más alertas. Pulso tiene un tablero donde te muestra cuáles son los cursos más críticos y sus distintos resultados. Eso lo miramos y vamos viendo qué está pasando con el curso en particular, qué problemas específicos nos arroja la plataforma y con eso ir viendo qué medidas tomar y cómo orientar los planes de intervención.

 

Y luego de eso ¿Usan Pulso para ver si las medidas que han adoptado están surtiendo efecto?
Sí. Ahora en CEAS lo vemos más desde un plano corporativo. Pero lo que buscamos es que además esto mismo lo haga cada colegio con sus datos. Lo que sí hacemos es que las medidas que tomamos en marzo-abril con los primeros resultados de Pulso las vamos a volver a mirar ahora en relación a cada estudiante. Ahora haremos la evaluación de cierre donde veremos si los estudiantes tuvieron algún cambio y además planificaremos con esos datos el próximo año. Nuestros colegios van a trabajar durante enero en cultura escolar y el insumo importante que van a tener serán los resultados de Pulso en estudiantes, apoderados y profesores. Ahí podremos armar bien los planes de acción.

¿Cómo los ha ayudado la tecnología de Pulso en la gestión de los colegios?
Para nosotros ha sido un tremendo aporte porque siempre quisimos gestionar los 11 colegios en base a datos. Entonces antes que tuviéramos Pulso usábamos los datos del Simce. Pero esos datos llegaban desfasados y no teníamos mucha claridad sobre cómo gestionarlo. Ahora que te digo esto, recuerdo que cuando empezamos a conversar con ustedes para usar Pulso, fue porque no teníamos claridad respecto a las razones de nuestros resultados en el Simce. En ese momento necesitábamos afinar la mirada. Para nosotros ha sido un tremendo aporte por la cantidad de datos que generamos: Asistencia, evaluaciones, aprendizaje, matrícula. Pulso vino entonces a darnos datos, números a aquello que muchas veces nadie mide y que se aborda muchas veces desde la intuición. Pulso nos ayudó a ponerle datos.

¿Me podrías dar un ejemplo?
Sí, hicimos una evaluación en abril, mayo, respecto a la violencia. Una parte importante de nuestros estudiantes, sobre un 60%, decía que había aumentado la agresividad y la violencia en los colegios. Los profesores decían lo mismo. Pero cuando encuestamos a los apoderados, ahí pusimos paños fríos porque ellos nos dijeron que sí había habido aumento en la violencia, pero que valoraban mucho la gestión del colegio y sus profesores. Eso nos sirvió mucho para decirle a los profesores, en un momento en que nos estaba costando mucho, que nuestros apoderados valoraban muchísimo su trabajo. Eso nos ayudó a bajar la tensión, bajar el nivel de estrés.

 

"Hay estudiantes que no ve nadie, que no son disruptivos, pero que pueden estar pasándolo mal, pueden estar con problemas socioemocionales o que les puede estar costando aprender. Pulso nos permitió ver a esos niños y eso fue muy relevante".

 

¿Hay algún hallazgo no tan intuitivo con el que se hayan encontrado gracias a Pulso?
El primer hallazgo que se me viene a la cabeza son los datos niño por niño porque por lo general uno dedica mucho tiempo a los niños más disruptivos. Pero hay estudiantes que no ve nadie, que no son disruptivos, pero que pueden estar pasándolo mal, pueden estar con problemas socioemocionales o que les puede estar costando aprender. Pulso nos permitió ver a esos niños y eso fue muy relevante. Lo segundo que fue muy gratificante fue ver que los apoderados valoran el trabajo que hacemos en los colegios, incluso en un momento como ése, donde también recibimos muchos reclamos. Pero bueno, a veces hay un grupo que hace mucho ruido y uno se queda con eso. Las encuestas de Pulso nos permitieron ver con más perspectiva ese momento que estábamos viviendo. Lo tercero es que los apoderados nos reconocen como colegio católico, pero eso no es lo más relevante para ellos. Eso nos sorprendió. Pero bueno, estamos en una sociedad poco religiosa, aún así hemos mantenido una excelencia que incluye lo religioso. De todas formas es un hallazgo sobre el que todavía estamos reflexionando.

 

¿Algún otro aspecto en el que Pulso ha sido relevante para ustedes?
Sí, durante la pandemia Pulso fue tremendamente importante para nosotros porque estábamos ciegos. La primera encuesta que hicimos nos dio datos muy relevantes para generar un tremendo plan de acción para vincularnos mejor, qué equipamiento entregar, dónde estaba lo realmente importante.  Ahora estamos en un escenario distinto y los resultados nos han permitido tener una visión que no es únicamente intuitiva, sino que tiene una base en los datos, luego de eso viene la pega de decir ahora, ¿qué hacemos con los datos? Esa ha sido la clave, para los colegios este es un insumo muy importante.

 

¿Qué es lo que más valoras de Pulso?
El nivel de detalle que entrega. Por ejemplo cuando hablamos de niños que tienen dificultades socioemocionales, qué características tiene ese problema, tiene que ver con su autonomía, con su autoestima. Eso para mí es un aporte porque no es el gran número solamente, sino que te permite hacer zoom por niño, profesor, curso y asignatura.


¿Planes de mejora escolar? Así usa Pulso la red SIP

 

Los más de 100 colegios que usan Pulso tienen distintas formas de aprovechar las posibilidades que abre nuestra plataforma. En la reconocida red de colegios SIP, por ejemplo, usan los datos recopilados con Pulso para desarrollar sus planes de mejora escolar, sobre todo en áreas que son complejas de medir. Conversamos con su gerente general, Santiago Blanco

 

¿Cómo usan Pulso?
Lo hacemos de manera amplia, tanto a nivel de cada colegio como a nivel de sostenedor. Desde  el   punto   de   vista   de   los   colegios,   Pulso   nos   entrega   una perspectiva profunda sobre distintos aspectos de la gestión escolar, integrando la mirada de profesores, estudiantes y apoderados. En este sentido, utilizamos la información para detectar puntos fuertes y desafíos y a partir de eso, calibrar de mejor forma las acciones que estamos realizando o que se podrían implementar.

¿Y desde el punto de vista del sostenedor?
Utilizamos la información que nos entrega Pulso para tener una perspectiva general sobre nuestros 17 establecimientos, pudiendo profundizar en dimensiones específicas cuando es necesario. De hecho, yo utilizo mucho Pulso en mis reuniones de seguimiento con cada uno de los directores de nuestros colegios, donde a partir de los datos que nos arroja la encuesta, podemos hacer un análisis específico en los puntos que están siendo relevantes para la gestión del director.

¿Cómo los ayuda en relación a los objetivos que se plantean?
En términos generales, diría que utilizamos Pulso para dos grandes propósitos: El primero, que tiene que ver con la lógica de la mejora continua, apunta a utilizar sus encuestas para ir verificando el progreso en una serie de indicadores centrales en la gestión escolar. De hecho, actualmente estamos en pleno proceso de planificación estratégica, donde estamos introduciendo la metodología de Objetivos y Resultados Clave (OKR por sus siglas en inglés). Y un insumo importante es Pulso Escolar, pues nos permite tener información detallada y periódica sobre la evolución de estos indicadores. Y lo anterior lo ligo al segundo propósito, que va muy de la mano. Dado que los Planes de Mejora buscan ser un instrumento central de la planificación estratégica de cada colegio, a través del diagnóstico que nos entrega Pulso Escolar, los directores y sus equipos focalizan el análisis de los datos que entregan sus encuestas incorporando activamente a los profesores, estudiantes y apoderados para desde ahí revisar o definir nuevas acciones que eventualmente serán parte de los Planes de Mejora.

Así usa Pulso la SIP

¿Qué ventajas tiene usar Pulso vs encuestas hechas en cada colegio?
Si tuviera que resumir en una frase, diría que la gran ventaja de tener instrumentos comunes es que nos permite tener una mirada sistémica sobre aspectos transversales de la gestión escolar de nuestros colegios. Y esto, me parece que es muy importante en una red de 17 colegios y casi   23.000   estudiantes,   pues   más   allá   de   la   diversidad   y particularidades de la cultura de cada colegio y de su entorno, lo que siempre buscamos como Red es que todos nuestros estudiantes tengan las mismas oportunidades en términos de su formación como personas. Por sólo nombrar algunos aspectos, indicadores como un ambiente seguro   y   de   respeto,   ambientes   favorables   para   el   aprendizaje, desarrollo   socioemocional   de   nuestros   estudiantes,   desarrollo profesional de nuestros profesores, clima escolar nutritivo, son aspectos   de   la   gestión   escolar   que   queremos   que   estén   siempre presentes, en un alto estándar, en cada uno de nuestros colegios, independiente de los índices de vulnerabilidad de nuestros estudiantes o de las características del entorno.

La tecnología los está ayudando a simplificar procesos que son complejos
Así es, gracias a que tenemos un instrumento común, podemos asegurarnos más fácilmente de tener un mismo método para levantar información de calidad como Red. No para producir una competencia entre colegios o comparaciones, sino que para contar con este insumo que sea veraz, confiable para desde ahí, construir. Además, desde un punto de vista práctico, nos permite tener un solo proceso y no múltiples, lo que hace muchísimo más simple el levantar una diversidad de datos.

¿Pulso es fácil de usar?

Técnicamente su implementación es fácil. Si bien es importante que en cada colegio siempre exista alguien a cargo de su coordinación en términos de la organización de los tiempos para responderla, de difundir el proceso y transmitir el sentido y su relevancia, no es necesario disponer de un equipo técnico a cargo de la mantención de plataformas u otros requerimientos tecnológicos. Además, algo muy importante para nosotros y que con Pulso lo hemos conseguido, es la rapidez en la reportería. A los pocos días de finalizado el proceso, en nuestros 17 colegios disponemos de los reportes para el director, con todo el detalle a de la información, así como los reportes para el sostenedor.


Mónica Donoso, directora de formación del Colegio San Benito

Mónica Donoso: “Pulso nos ha permitido enfocarnos en alumnos que requieren apoyo socioemocional específico”

Mónica Donoso, directora de formación del Colegio San Benito

Desde 2022 el Colegio San Benito incorporó Pulso Escolar a sus procesos. Conversamos con Mónica Donoso, Directora de formación, para que nos contara cómo ha sido la implementación, cómo les ha ayudado y cómo están usando la información que genera nuestra plataforma.

¿Desde cuándo usan Pulso y con qué objetivos?
La estamos usando desde este año y la estamos usando principalmente para hacer un levantamiento de las necesidades que tienen los estudiantes frente a los temas socioemocionales y también la mirada de apoderados y estudiantes en mejora escolar. Tenemos la idea de hacerla dos veces al año para poder evaluar y ver el impacto de las decisiones que hemos tomado. Ver la evolución de los indicadores luego de haber tomado decisiones en relación a los resultados.

¿Por qué decidieron usar Pulso?
Tenemos varias mediciones internas que usamos constantemente. Pero después de la pandemia tuvimos la necesidad de mirarnos un poco más a nosotros y no sólo nosotros mirando a los alumnos. Lo que ofrece Pulso a través de sus distintas encuestas era lo que requeríamos y efectivamente pensamos que no nos equivocamos porque cada uno de los indicadores son muy apropiados, las preguntas están muy bien hechas y la entrega de resultados es muy clarificadora.

¿Con qué se encontraron? ¿Vieron algo que no estaban viendo?
Creo que no nos pasó eso de no encontrar algo que no habíamos visto, pero sí tuvimos la evidencia más científica, de datos, de lo que está pasando. Nos llamó mucho la atención, sobre todo en el aspecto de habilidades socioemocionales, algunos cursos un poco más bajos en esos temas. Entonces teníamos una percepción, indicios de lo que ocurría. Pulso Escolar nos confirmó esos indicios con datos. También ha sido muy importante el tema de mejora escolar porque los alumnos y apoderados sin ánimo de criticar por criticar, nos entregaron un mensaje claro, contundente, consistente. Como Pulso entrega resultados que se pueden desagregar por curso y por estudiante, nos permitió hacer un trabajo individual y grupal más enfocado.

 

Colegio San Benito

¿Cómo lo han usado para dar seguimiento y apoyo a cada estudiante?
Gracias a la forma en que se entregan los resultados nos permite tener una mirada de colegio, de cada ciclo, de cada curso y de cada alumno. O sea los resultados vienen muy detallados y eso nos permite identificar a los alumnos que tienen debilidades en aspectos socioemocionales. Entonces esos resultados nosotros los cruzamos con información de sociogramas, lo conversamos con los profesores jefes y lo trabajamos en las horas de orientación. Además generamos entrevistas personales con alumnos y apoderados para fortalecer a ciertos alumnos que veíamos con mayor dificultad. En mi caso, soy profesora jefe de un primero medio, tomé a algunos alumnos que me llamaron la atención luego de recibidos los resultados de la encuesta. Fui trabajando con ellos directamente estos puntos que me llamaban la atención y haciendo acompañamiento a través de la conversación buscando que ellos mismos identificaran sus emociones. Nosotros podemos ayudarlos a descubrir y convivir de mejor manera con esas emociones y trabajar ese aspecto.

Este tema ha sido muy importante para ustedes
Así es. La encuesta de aprendizaje socioemocional que apunta a toda la parte emocional de los alumnos nos ha servido mucho para abrir el tema mucho más profundamente. Es un tema transversal desde prekinder a cuarto medio. Se ha trabajado con la prevención de consumo, sexualidad, convivencia escolar y en todas esas áreas se ha puesto en primer plano las emociones que están en juego. Ha sido un trabajo muy bueno y estamos muy contentos.

Entonces les ha permitido focalizar mejor las acciones gracias a los datos
Sí. Sobre todo en lo que es formación y orientación. Hoy el programa de orientación se hace con el enfoque que cada curso requiere, ya no es el mismo programa para todos los cursos. Por otro lado creo que lo de mejora escolar nos dieron herramientas bien concretas y mensajes que también hemos ido trabajando con los profesores.

¿Cómo lo hacían antes?
Creo que se trataba mucho de lo que veías en el día a día, lo que podían percibir los profesores, del contacto con los apoderados, el centro de padres, el centro de alumnos y algunos instrumentos que nosotros aplicábamos. Pero diría que era un mensaje muy coloquial, informal, con situaciones concretas que pasaban. Pero no teníamos este nivel de formalidad. El colegio tiene una encuesta que hizo hace tres años. Toca algunos temas que también toca Pulso, pero no tan en profundidad. Entonces algo teníamos de eso.

¿Sientes que Pulso cumple con lo que promete?
Sí, totalmente. Nosotros usamos dos de sus encuestas, pero sabemos que tienen muchas más que podemos utilizar. También sabemos que están incluyendo nuevos indicadores más adaptados a la particularidad de cada colegio, como nosotros que somos un colegio de iglesia. Nosotros contratamos Pulso el año pasado en diciembre, yo estuve en la reunión con Pulso y la verdad es que cumplen en un 100%. No quedamos para nada con gusto a poco.

¿Qué aprendizaje podrías compartir con otros colegios en relación a Pulso?
Una vez al mes nos juntamos con 10 colegios amigos, de ellos varios están usando Pulso (San Ignacio El Bosque, San Ignacio Alonso Ovalle, San Anselmo, Santa Úrsula). Ahi estuvimos conversando de la plataforma y todos los que lo usamos coincidimos en que es una muy buena herramienta por la cantidad de contenido que tiene y cómo lo entrega. Creo que la ventaja que tiene Pulso es que responde con muy buenas preguntas al indicador que se necesita medir. La pregunta apunta efectivamente a lo que nosotros queremos saber. El levantamiento de la información te permite focalizar las acciones que realizas con precisión. Ahora podemos decir: El enfoque de este curso es A, y el enfoque de este otro curso es Z. O sea, pueden ser enfoques muy distintos apuntando a un mismo objetivo.

¿Les recomendarías a otros colegios usar Pulso?
Sí. Nosotros estamos contentos y de hecho en esta reunión que te comentaba con colegios amigos, todos los que usamos Pulso lo recomendamos. Nadie dudó de lo bueno que es.


Cómo el colegio Cumbres gestiona el clima escolar usando Pulso

 

En el Colegio Cumbres andaban buscando herramientas para trabajar con datos especialmente en temas formativos. En su búsqueda de plataformas llegaron hasta Pulso, nos conocimos, conectamos rápido y comenzamos a trabajar juntos. Un año después, la alianza con el Cumbres se renueva este 2022 con nuevos desafíos. Conversamos con Gianfranco Zamudio, subdirector del colegio para compartir su experiencia con nuestra comunidad. 

 

“De toda la batería de encuestas que ofrece Pulso, nosotros trabajamos con la de Mejora Escolar, que para nosotros es la más relevante”, comienza contando Gianfranco, entre medio de reuniones e informes. “Así son los colegios todo el año”, explica a la vez que esboza una leve sonrisa. Y claro, el trabajo en un colegio suele ser muy demandante, de hecho en el día de la entrevista estaban en medio de la semana de la convivencia. Una instancia para seguir acercando el colegio a la comunidad escolar.  “El tema central es el respeto”, puntualiza, y no es casual que así sea, ya que el clima escolar es un pilar para el Cumbres. 

 

Las observaciones hechas por los profesionales del colegio junto a los resultados de las encuestas de Pulso los llevaron a enfocarse en esta iniciativa. “A veces uno hace muchas cosas, pero no tiene el dato objetivo para entender a qué darle prioridad. Tener una herramienta que te entrega más claridad del panorama general es muy bueno y poder medirse año a año también”.

 

Eso comienza este 2022, porque en 2021 iniciaron las encuestas, generaron datos, resultados, y con ellos decisiones que ahora verán si tuvieron frutos. La semana de la convivencia aparece entonces como una ocasión perfecta para potenciar el mensaje de cuidado y respeto dentro del colegio: “Realizando el análisis de la encuesta, nos dimos cuenta que existen varios aspectos que debemos reforzar y transmitir con mayor énfasis, como el equipo multidisciplinario que vela día a día en el colegio por la formación de nuestros alumnos”.

 

Clima Escolar

¿Los ha ayudado en cuanto a clima escolar, entonces?

Sí, fue muy interesante la evaluación del clima y convivencia escolar vinculado a la percepción de los alumnos. de esta manera podemos visualizar con mayor claridad la realidad de cada uno de los cursos. En relación a los ambientes de aprendizaje, que es otra área que nos entrega la encuesta, nos permitió obtener una información detallada de la percepción de los alumnos por asignatura

 

¿Cómo concretamente?

La encuesta incluye un ítem para comentarios, lo que para nosotros es muy bueno, porque los alumnos tienen ese espacio para entregar información de manera directa, con sus propias palabras. Esa información en general la puedes encontrar, pero cuando viene del estudiante, que es a quien estamos formando, entonces esa información tiene otro peso. 

 

¿Han trabajado con las alertas por alumno?

Sí, como es un tema más delicado lo que hicimos primero fue verificar si los niños que estaban siendo identificados por las alertas tenían correlación con lo que nosotros observábamos en la práctica pedagógica en el colegio. En general fue bastante coherente y cuando no lo fue, hicimos un trabajo de observación focalizado para comprobar si la información que entregaba la encuesta era congruente.

 

¿Cómo ha sido tomado por la comunidad escolar esta posibilidad de contestar las encuestas e influir en las decisiones que toma el colegio?

Bastante buena, porque tenemos una comunidad muy activa y motivada. A los alumnos les interesa muchísimo que les pidan su opinión y ha sido muy bien recibido por los equipos docentes y directivos porque es una plataforma que los apoya en la gestión. Los apoderados también han valorado la encuesta porque les brinda un monitoreo y conocimiento profundo de la realidad de sus hijos. En general ha sido bastante positiva y nos apoya en la mejora continua necesaria para brindar una mejor formación a nuestros alumnos de manera eficiente y objetiva

 

¿Recomendarías usar Pulso?

Sí, de hecho lo hemos recomendado. Por tres razones. Lo primero es el seguimiento personalizado que realiza el equipo de Pulso estando siempre disponible en el proceso de implementación de la herramienta y nos han brindado asesoría especial. Lo segundo es que es muy recomendable si se inserta dentro del modelo de gestión del colegio, si no, no se le saca todo el provecho. Y tercero, porque están en continua mejora.  

 


¿Para qué usan Pulso en el Colegio San Ignacio?

Danilo Frías, rector del SIAO: “Pulso nos ha permitido hacer coincidir las necesidades de un curso con las habilidades de los docentes”

 

Danilo Frías es el segundo rector laico del Colegio San Ignacio. Una verdadera innovación para el centenario colegio jesuita que no se agota en eso porque Danilo junto a su equipo ha impulsado nuevas formas de gestionar el SIAO incorporando la mirada de profesores, alumnos y apoderados en la toma de decisiones. Pulso Escolar ha estado en la base de ese proceso y en esta conversación nos cuenta cómo ha sido la experiencia. 

 

“Llegamos a Pulso porque yo venía trabajando en redes de colegios y había escuchado de esta plataforma”, cuenta Danilo en su oficina de Alonso Ovalle 1452. Es el segundo rector no jesuita en la historia del Colegio San Ignacio y está en medio de un proceso renovador que incluye la adopción de plataformas que facilitan la gestión escolar basada en evidencia: “Ya tenía la experiencia que en la red de colegios jesuitas nos había costado trabajar en base a datos”, apunta. 

 

¿Por qué les costaba?

A mi modo de ver, tomar decisiones en base a evidencia en colegios sigue siendo un desafío pendiente. En lo económico por ejemplo, tú puedes hacer hablar a  los números y los números te permiten tomar decisiones. Pero en la parte pedagógica ha costado mucho. Entonces estas herramientas como la de Pulso ayudan mucho a visibilizar el dato para poder contrastar lo que el profesor vive en lo cotidiano con las personas, versus el dato que por tiempo o por formación no lo visualiza. El trabajo de los directivos es visibilizar esos datos para que al profesor le haga sentido y tome mejores decisiones.   

 

En concreto ¿para qué les ha servido?

Primero lo más evidente, nuestros resultados los podemos entender en un contexto más amplio, pues Pulso entrega información de cómo han sido contestadas las preguntas de las encuestas por otros estudiantes de la misma edad. Esto enriquece el análisis que de otra manera solo haríamos internamente. Eso te hace cuestionar y reflexionar. Hay más, porque hay decisiones que están en la base del proceso. Un ejemplo, este año tenemos que designar profesores jefe a los cursos. Normalmente esa elección se hace en base al conocimiento que se tiene de los cursos: Este es más activo, este es más desafiante intelectualmente, este es más desordenado. Pero este año tomamos la encuesta Pulso del 2021 que te da muchos antecedentes por niveles, cursos y estudiantes de forma muy precisa. Y resulta que uno puede hacer coincidir las necesidades que se visualizan de un curso con las habilidades específicas de un docente. Creemos que podemos colaborar mucho en la formación del estudiante poniendo a la persona precisa para las necesidades que cada uno de ellos tiene. 

 

¿En qué más?

Hay niveles que claramente manifiestan la dificultad de los estudiantes de poder concentrarse dentro de la clase por tema de convivencia escolar en la sala. Claro, cuando tu miras al volumen, dices la tendencia es ésta. Pero esa tendencia te oculta casos particulares. Pulso nos permite ver eso y enfocarnos con los equipos de apoyo, con medidas reparatorias en la dinámica escolar. Y eso es un tema muy relevante que te permite tomar decisiones en lo cotidiano, más allá que compararse en temas como Simce o PDT. 

 

Cuando implementaron Pulso ¿qué les llamó la atención? ¿Encontraron algo que no habían visto dentro del colegio?

Mira esto es un tema bien mío, que hay un ítem en la encuesta que apunta a la tenacidad de los estudiantes. Esa capacidad de perseverar en un proceso. Y ese es un tema que me interesó harto, vi un tema ahí en el que podíamos meternos e indagar. La cultura social te dice mientras más fácil y rápido, es mejor. Y ese tipo de mensajes también está presente dentro de los colegios. En nuestra comunidad a veces se relaja un poco el tema porque somos muy buena onda y eso sin querer nos lleva a ser poco exigentes. Digo exigentes en el sentido positivo, no por esa idea competitiva de querer ser los mejores, sino porque la vida requiere rigurosidad. Para lograr cosas hay que esforzarse, como en el deporte que necesitas entrenar para superar una meta. Ese tema del esfuerzo y la perseverancia se releva con la literatura. En el fondo hay un antecedente teórico que tiene su correlato en la experiencia y que para nosotros es muy importante de observar. Pulso nos permite observarlo. 

 

Y en base a eso ¿qué medidas podían tomar? 

Nosotros vimos que el tema de la perseverancia podía ser muy relevante en el proyecto de vida de los estudiantes, que va más allá de un resultado en una prueba específica. Se trata de que los estudiantes se puedan proyectar, puedan conocerse y que puedan luchar por alcanzar lo que se proponen. Hay personas que tienen esto espontáneamente. Por ejemplo un exalumno de la generación pasada que fue puntaje nacional, sus papás nos decían que él desde chico fue así. Pero eso también se puede formar, entender que el trabajo y la perseverancia tiene frutos. Si nosotros no somos conscientes de eso, terminamos limitando las posibilidades de los estudiantes. Poder medir para trabajar el aprendizaje socioemocional para mí fue un descubrimiento. 

 

 

¿Con los datos que entregó Pulso tomaron sólo medidas generales o también a nivel de cada estudiante?

En general son medidas más generales. Sin embargo tenemos algunos procedimientos internos. A principios de año tenemos consejos de contexto en el que un profesor presenta su curso a todos los demás profesores que les hacen clases en el ciclo. Para eso nos sirvió mucho las alertas que genera Pulso porque nos permite ver a esos alumnos que a veces son invisibilizados, pasan piola en el curso, pero las alertas que nos entrega la plataforma nos permite verlo más, abrir nuestra mirada y acompañar mejor a cada estudiante. Porque a veces los alumnos que no generan problemas no se ven y pueden estar teniendo muchas dificultades. 

 

¿Cómo ha sido el trabajo de incorporar Pulso Escolar a su colegio?

Lo que hemos hecho es un trabajo paulatino donde quienes lideran las áreas sean los primeros que puedan comprender bien cómo utilizar esta herramienta. Porque si el líder no lo utiliza, para abajo es poco probable que se use. Para nosotros en el equipo directivo el modelamiento de la toma de decisiones en base a datos es muy significativo porque se va viendo el fruto de focalizar las energías en algo que va a tener efecto, que se puede seguir, observar y que te entrega resultados concretos. Tomamos decisiones en base a datos que te avalan. Luego esto funciona en cascada, vamos alimentando a las cabezas para ir bajando poco a poco. Hoy con los jefes de departamento se trabaja mucho con los datos y han incorporado otros datos que ellos mismos van generando, entonces se suman los datos que nos entrega Pulso con lo que los propios profesores encuentran. Con la asistencia uno puede ver la incidencia que tiene en el aprendizaje, o en el seguimiento de la PDT con los ensayos y el acompañamiento que hemos hecho a los alumnos también puedes ver los resultados concretos de las decisiones que hemos tomado. 

 

Y eso es una recompensa también

Totalmente. Uno de los grandes dramas de la educación es que el fruto de tu trabajo no es inmediato. Entonces hay dificultades para sopesar los cambios que se pueden hacer. Ahí hay un tema relevante.

 

Respecto a los apoderados ¿les ha permitido mejorar la comunicación con ellos?

De hecho pronto vamos a presentar datos a las familias en base a las encuestas de Pulso. A mí me ayuda mucho para argumentarle a las familias que de una situación particular hacen un juicio general. Por ejemplo, estamos viviendo lo de la agresividad y violencia en el retorno a la presencialidad. Entonces cuando se hace el juicio que el colegio es inseguro, uno les puede mostrar el dato objetivo que el indicador más alto de nuestro colegio es que los alumnos se sienten seguros acá. Esa percepción de algunos que generalizan no tiene relación con el dato objetivo. Otro dato que encontré muy interesante es la tendencia por género. Por ejemplo hay familias que nos dicen que como éste era un colegio de hombres, entonces sigue siendo un colegio que potencia a los hombres. Y resulta que la tendencia es que quienes se sienten con mayor percepción de logro o satisfacción son las niñas. Entonces puedes dar una perspectiva más amplia a esas percepciones particulares de cada familia. 

 

Finalmente, ¿recomendarías Pulso?

De todas maneras Pulso es muy útil. Primero porque te agrega valor a la propuesta educativa, en la vorágine escolar hay miles de temas que ver y esto te entrega datos que te ayudan a objetivar resultados, procedimientos, tendencias dentro de la vivencia escolar comunitaria y eso es un tremendo aporte para tomar conciencia de la verdadera o más cercana realidad de lo que se vive, más allá de las percepciones individuales. Eso abre la posibilidad de un diálogo más objetivo y con mejores posibilidades de logro con los educadores y eso es muy positivo internamente porque objetiva los resultados y baja las tensiones. Además nos permite tener una referencia externa de cómo han sido respondidas estas mismas preguntas en otros colegios, no para fomentar la competencia, sino para ver el contexto y buscar posibilidades de mejora. Para dentro y para fuera hay un beneficio claro de trabajar con datos y más con una plataforma amigable. 


Felipe Pino, Subdirector del Colegio Arturo Matte Larraín (SIP): “Pulso permite abordar gran parte de los desafíos que enfrentan los colegios”

Conversamos con Felipe Pino sobre la utilización de Pulso en el Colegio Arturo Matte Larraín de la red de colegios SIP. Su rápida implementación y los problemas detectados gracias a esta herramienta fueron algunos de los temas que tocamos en esta entrevista.

A través de nuestra plataforma hermana, Radar Escolar, trabajamos desde 2018 con la red de Colegios SIP. Por lo mismo, sus colegios fueron unos de los primeros en probar la potencialidad de Pulso. Felipe Pino es subdirector del Colegio Arturo Matte Larraín y cuenta cómo llegaron a implementar Pulso: “Hemos trabajado hace varios años con el equipo de Pulso. Nos asesoraron en el proyecto de implementación de la enseñanza media de nuestro colegio. Además, hemos usado los datos de la plataforma Radar para realizar gestión de resultados. A partir de ahí llegamos a esta nueva plataforma. Desde el año pasado aplicamos sus encuestas”, explica.

El paso de clases presenciales a educación a distancia ha significado un desafío enorme para colegios en todo Chile. Entre cuarentenas y educación a distancia, muchas de las decisiones han tenido que ser tomadas sin tener mucha información disponible: “Pulso nos ayudó a recolectar información sobre las distintas problemáticas contextuales que nos ha presentado el proceso de educación a distancia. Ha sido un proceso complejo, multidimensional, y sin datos concretos es difícil encauzar los esfuerzos hacia áreas de alto impacto para la mejora”.

¿Cómo fue la implementación de Pulso en el colegio?
La implementación de Pulso fue exitosa: Las tasas de respuesta de la encuesta fueron muy altas; los medios a través de los cuales se hace llegar la encuesta a los distintos actores es adecuado; no se registraron errores de acceso y contestar fue muy cómodo tanto para estudiantes como apoderados.

¿Qué resultados les arrojaron las encuestas?
Pulso nos mostró dificultades específicas que estaban teniendo algunos niveles en sus entornos de aprendizaje virtual, mostrando que los esfuerzos del colegio no estaban rindiendo los frutos que se esperaban. Además, pudimos detectar casos específicos de cursos con una cantidad importante de estudiantes con alertas socioemocionales.

¿Cómo interpretaron los datos que les entregó?
Los datos fueron socializados con el equipo directivo, el equipo de formación y los docentes. Mediante una revisión conjunta pudimos revisar las múltiples dimensiones que aborda la encuesta. Luego, en conjunto, se definieron acciones articuladas en un plan que aborda las áreas académicas y formativas.

¿Qué medidas tomaron luego de tener los resultados?
Se reorientó el plan de trabajo del establecimiento y se adecuaron acciones del Plan de Mejoramiento Educativo con foco en dar apoyo a los estudiantes con alertas detectadas con las encuestas. Además diseñamos acciones focalizadas en cursos con debilidades específicas.

¿Cómo proyectan el uso de Pulso en los próximos meses?
Los resultados de la encuesta nos permitirán realizar monitoreo focalizado en las áreas críticas. Estos datos se constituyen en la hoja de ruta para lo que resta del 2021.

Luego de haber utilizado Pulso ¿qué fue lo que más les gustó de la plataforma?
Tiene varias cualidades que nos gustaron mucho. Son encuestas de aplicación sencilla. Se adapta a la realidad comunicacional del colegio, lo que favorece una alta tasa de respuesta. También genera reportes frecuentes e individualizados de la tasa de respuesta que favorecen el seguimiento. Los reportes de resultados son claros, agrupan la información en dimensiones y subdimensiones que permiten focalizar los planes de acción y finalmente su enfoque multidimensional que permite abordar gran parte de los desafíos que enfrentan los colegios, tanto en lo académico como en convivencia escolar